ENTRENAMIENTO PARA PRINCIPIANTES.

CORRER EN UNA CINTA

Correr en una cinta no es la actividad favorita de todo el mundo, pero es una excelente alternativa cuando el tiempo no acompaña y quieres incorporar algo de cardio a tus rutinas de entrenamiento en el gimnasio. En esta guía te damos consejos sobre cómo correr en una cinta para que puedas disfrutar de un entrenamiento eficaz, seguro y productivo sea cual sea el clima.

¿Cómo correr en una cinta?

Correr en una cinta puede parecer sencillo, pero las primeras veces pueden resultar traicioneras si no sigues algunos consejos básicos de seguridad. Cuando corras en una cinta, debes hacerlo de la misma manera que si estuvieras, es decir, con tu forma natural de andar y dando zancadas largas . Si tienes problemas para encontrar una manera cómoda de correr, basta con empezar despacio y aumentar el ritmo. Estos consejos te pueden servir de ayuda:

  • No mires hacia abajo: Tendrás la tentación constante de mirar hacia abajo para comprobar que estás corriendo en el centro de la cinta. Lo más probable es que así acabes con dolor de espalda y de cuello. Coloca la espalda recta, la cabeza mirando al frente y la barbilla paralela al suelo.
  • No te inclines hacia delante: Los pies se mueven hacia atrás al correr y tenemos tendencia a inclinar el cuerpo hacia delante para compensarlo, pero inclinarse demasiado puede causar dolor de cuello y espalda, además de reducir la eficiencia de la carrera. Mientras corres, comprueba que tus hombros y caderas se encuentran alineados y activa el abdomen para controlar la postura.
  • No te apoyes en los pasamanos: Muchos corredores piensan que sujetar los pasamanos puede ayudarle a tener mejor estabilidad, sin embargo, eso hace que aligeres la carga y que el ejercicio te resulte más fácil. En lugar de agarrarte, imagina que los pasamanos no están ahí. Si necesitas usarlos para mejorar tu estabilidad, será porque corres demasiado rápido o con demasiada pendiente.
  • No te subas a la cinta cuando esté en movimiento: Subirse y bajarse de la cinta cuando está en movimiento es una de las mayores causas de lesión, así que asegúrate de tener todo lo que necesitas a mano (una toalla, agua, auriculares, etc.) antes de empezar a correr.

 Calienta antes de empezar

Es importante calentar bien antes de correr en una cinta. Empezar con una caminata rápida de cinco minutos o un trote lento elevará tu ritmo cardíaco, oxigenará tus músculos y aumentará tu temperatura para que estés listo para empezar con el entrenamiento real.

Establece una pendiente ligera

Correr en una cinta sin establecer pendiente equivale a correr en bajada ligera al aire libre porque no hay resistencia al viento en interiores y no hay variación en el terreno. Te aconsejamos que establezcas una pendiente del 1-2 % para asegurarte de que estás trabajando con la misma intensidad que si estuvieras al aire libre.

Usa auriculares

Uno de los beneficios de correr en una cinta es que puedes escuchar música o tu podcast favorito para ayudarte a pasar el tiempo mientras corres. El uso de auriculares mientras corres al aire libre puede ser peligroso, especialmente si estás corriendo en un área urbanizada, por lo que la cinta de correr te ofrece la oportunidad de evadirte un poco más.

Bebe mucha agua

A veces hace tanto calor en el gimnasio que puedes llegar a sudar mucho más corriendo la misma distancia en una cinta que al aire libre. Asegúrate de tener una botella de agua a tu alcance y trata de beber al menos 200 mililitros de agua por cada 20 minutos corriendo.

Beneficios de correr en una cinta

Correr en una cinta tiene numerosos beneficios. Quizás el más obvio sea poder mantener tu entrenamiento con cualquier tipo de clima. Otra ventaja importante que a menudo se pasa por alto es la cinta de correr absorbe mejor los impactos que el pavimento, el hormigón y el asfalto. Esto puede ayudarte a reducir las lesiones por impacto y la tensión en los tobillos, pies y rodillas. También es mucho más seguro que correr al aire libre, ya que no hay tráfico, bicicletas, peatones ni perros que hay que esquivar.

Puede que el beneficio más importante de correr en una cinta sea la capacidad de controlar tu ritmo de forma precisa y tener constancia del tiempo y la distancia recorrida al mismo tiempo. A muchos corredores les cuesta mantener un ritmo constante y a menudo aligeran el ritmo. La cinta de correr te permite mantener un ritmo constante a lo largo de la carrera y acabar aumentando el ritmo si aún te queda algo de energía para terminar el entrenamiento.

Escoge la cinta de correr que mejor se adapte a ti

En THE FOUR CR, te ofrecemos una gama de productos de primera calidad para ayudarte a escoger la cinta de correr que mejor se adapte a tu ritmo. Encontrarás nuestra colección de zapatillasropa y accesorios de correr para hombre y mujer en nuestra página web.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *